El buque insignia de ZACO:
un auténtico todoterreno